CLECE, CONCIENCIA Y MEMORIA SOCIAL

"Blog", escrito por: - 13/01/2017

Detalles

Coincidiendo con el final de 2016, se ha presentado la tercera memoria social Clece.  Para los que aún no lo sepan, Clece es una empresa dedicada a dar servicios a la sociedad, y una de las más importantes en este terreno en nuestro país.

En estos tiempos de crisis que transitamos, nos parece mucho más importante la labor que desarrollan estos colectivos empresariales y desde www.labarandilla.orgnos sentimos orgullosos de destacar y dar visibilidad a esta labor social.

Los números suelen ser fríos pero hay que destacarlos, máxime cuando más de 73.300 personas dedican su esfuerzo diario a la atención a nuestros mayores y niños entre otras funciones, creando además una importante concienciación social al respecto, reflejada, por ejemplo, en sus Foros por la integración.

Hay que destacar que casi un 10 % de la plantilla de Clece, en concreto 7.198 personas ( 9’8 % ), procede de los colectivos más desfavorecidos, una cifra muy importante que refuerza dos de sus ejes de funcionamiento, la integración y la empleabilidad que, junto a la sensibilización y el cuidado de personas completan dichos ejes u objetivos.

El director general de INTEGRA CEE Juan José Laguna recibiendo el certificado de AENOR por la labor que realiza esta entidad.

Otro dato a destacar, y de manera muy especial, es el papel de la mujer en esta empresa. La mayor parte de su personal, en concreto un 82 % pertenecen a este colectivo, uno de los más discriminados aún hoy en nuestro país.

Pero este difícil camino no se transita en solitario. Para el logro de los objetivos marcados, Clece cuenta en la actualidad con el acuerdo y apoyo de 350 entidades sociales, organismos públicos, asociaciones y fundaciones, apoyo y colaboración que da pie a la puesta en marcha y desarrollo de proyectos educativos, integradores, en combate permanente contra la marginación o exclusión social, haciendo visibles además todos estos problemas a través de distintos canales de comunicación puestos en marcha en el último ejercicio tales como su página web www.clecesocial.es ywww.inclusiónyempleo.es , asi como su entrada en redes sociales a través de sus perfiles de twitter y Facebook, en los que cuenta ya con cerca de cuatro mil seguidores, y creciendo.

Como vemos, la concienciación social sobrevuela todo este proyecto centrándose de una forma clara en los elementos que, de forma más habitual, son desatendidos por una parte del tejido social, de una sociedad a la que se pretende involucrar, hacerla partícipe no de un problema sino de la solución al mismo, que es donde esta empresa vuelca sus mayores esfuerzos, como ya hemos mencionado, integración, empleabilidad  de personas con problemas de adaptación, con entornos desfavorecidos, personas en definitiva, en riesgo evidente de exclusión social.

Trabajadores en la sede de CLECE apoyando la campaña en contra de la violencia de género el pasado 25 N. 

También el colectivo de mujeres afectado por la violencia de género es atendido por Clece que, además de colaborar activamente con distintas asociaciones de afectadas por esta lacra social, cuenta ya entre sus “filas”con 198 trabajadoras provenientes de esta lucha judicial y personal.

145 residencias, 92 centros de día, 113 escuelas infantiles, etc., como decía números fríos pero reales e importantes, baste decir que junto a la ayuda a domicilio, en Clece prestan servicio a 86.800 personas, y por todo ello, el número de empleados no para de crecer habiéndose convertido, en este recién terminado 2016, en el tercer empleador de España, y es que la plantilla creció en un 2’6 %, rompiendo esa tendencia tan deprimente que vemos a diario en nuestro entorno con cierre de empresas, despidos colectivos, ERES, emigración de nuestros jóvenes en búsqueda de empleo en otros países…En fin, no todo es negativo en nuestras vidas. También hay gente que se preocupa por nosotros como podemos comprobar, y de ello tenemos que felicitarnos todos y felicitar a esta empresa por sus logros y su espíritu social.

En el tintero quedan muchas cosas por contar, tiempo habrá para ello, pero lo bueno es que todo está enfocado al mismo objetivo, el bien común.
Víctor Salas.

Tags